Querer

“Si quieres algo bueno, búscalo en ti mismo” – Epicteto

Anuncios

Yo mismo

Las empresas nacen, crecen, se desarrollan y algún día mueren. Como todo. Pero nadie puede predeterminar cuantos años dura esta evolución. Lo cierto es que se pueden hacer muchas cosas para prolongar las fases de crecimiento y desarrollo. Pero todas estas cosas dependen de la voluntad del empresario. No de la suerte.

Hay un “salto” que en algún momento de su vida los empresarios deben dar tras algunos años iniciales muy duros y que solo los que lo hemos vivido podemos entender. Tiene que ver con la capacidad de liderazgo, tiene que ver con las personas y tiene que ver con la acción. Este salto es pura estrategia: si no se da, la empresa puede seguir funcionando. Pero si se da, todo empieza a ser distinto. Como un disparo.

Continuar leyendo “Yo mismo”

Las claves secretas del éxito. 3 La planificación.

Me preguntan muchas veces “¿cuál crees que es el secreto del éxito?” Mi respuesta es siempre la misma: “hay muchas cosas que se pueden hacer para tener éxito en la vida, pero hay una que todos los que han alcanzado el éxito hacen: planifican”. Pero ¿qué es planificar?

1. Tener buenos planes.

Toda una vida construyendo, es como construir una casa: hace falta un plan. ¿Qué pasa si empiezas a poner ladrillos y alguien te pregunta, “¿qué estás construyendo?” Dejas el ladrillo y respondes, “No tengo ni idea”.

La pregunta es: ¿para qué voy a construir esta casa? ¿Qué necesito para construirla? ¿cuándo debo comenzar la construcción de la casa? Respuesta: tan pronto como estén estas respuestas en el planificador.

No empieces el día hasta que estés convencido de por donde vas a empezar y que vas a hacer a continuación, al menos un esquema. Deja un margen para improvisar, deja algunas estrategias adicionales o “plan B”, pero termínalo antes de que comience el siguiente día. No comiences la semana hasta que haya terminado la anterior. Ordénala, estructúrala y ponte a trabajar. Lo mismo pasa con el mes que viene y con el año que viene: no lo comiences hasta tener un plan por escrito.

No es mala idea, hacia el final del año, sentarse con tu familia para hacer los planes personales, sentarse en tu negocio con tu equipo para los planes profesionales, sentarte con tu asesor o mentor para trazar planes estratégicos. Planea el calendario para la vida.

La razón por qué la mayoría de la gente afronta el futuro con aprensión en lugar de anticipación es porque no tienen bien diseñado un plan de acción. Coherente, ejecutable, flexible. ¿Sabes cuántas personas en el mundo “pierden” al menos una hora al año para anticipar planes de futuro sin que sea por obligación o por que se avecinan problemas que no admiten demora, o sea: planificar por el gusto de ir trazando un futuro mejor? Continuar leyendo “Las claves secretas del éxito. 3 La planificación.”

Las claves secretas del éxito. 4 La atracción.

 

Quizá somos responsables, disciplinados y nos hemos preparado para ser buenos en nuestra actividad…

Vamos a por el cuarto atributo, la atracción, tal vez el punto más valioso.

Es normal pensar que las oportunidades y el éxito vienen después del trabajo duro, pero en realidad no es así. Solo atraes cuando te has convertido en una persona atractiva.

Por este motivo, hay que desarrollar habilidades. Todos somos capaces de desarrollar cualquier cosa que nos propongamos, de hecho vamos sobrados de capacidad y casi siempre vamos cortos de decisión. Si somos capaces de desarrollar habilidades, también lo somos de educar nuestra postura, nuestra sonrisa, el dominio del protocolo, nuestra imagen personal, nuestra salud y lo que queramos. Continuar leyendo “Las claves secretas del éxito. 4 La atracción.”

¿Tan relacionados están productividad y éxito?

 

Hablando con un cliente sobre un programa de mentoring que inicia ahora, me pregunta sobre dos asuntos fundamentales: el liderazgo y la productividad y su relación con el éxito de su empresa.

Yo se lo he explicado haciendo una proyección de la pirámide de Maslow por su vértice superior. Hablando siempre desde el punto de vista de una empresa como la organización de recursos para conseguir determinado resultado ofreciendo productos o servicios, hay una serie de necesidades que se deben ir cubriendo para alcanzar el llamado éxito, que no suele ser una casualidad.

¿Porqué si mi producto se vende muy bien? es la pregunta más habitual. Muy fácil: como estamos hablando de producir, también estamos hablando de hacer. Por lo tanto el éxito empresarial pasa por dominar el arte de hacer, más en concreto, hacer las cosas correctas de forma correcta.

¿Es tan difícil hacer? Continuar leyendo “¿Tan relacionados están productividad y éxito?”

Una brújula, un mapa y agua

 

Hablando con una cliente, que llamaremos María, sobre las dificultades del día a día, le he preguntado: -¿dónde crees que está el verdadero problema?

A veces nos parece que somos especiales, que mi caso “es de libro”, que en mi sector todo es más complicado, que en mi empresa es imposible, en fin, un montón de argumentos ¿para justificar qué?

La realidad vista desapasionadamente, desde mi barrera, es que todos somos muy parecidos, que nos perdemos en minucias y perdemos de vista las cosas más importantes, no solo de la empresa, sino de la vida.

Le he contado a María un viejo cuento que ya hizo popular Stephen R. Covey, autor de “los 7 hábitos de las personas altamente efectivas”, dice así:

Tienes un cubo vacío, un montón de piedras grandes, otro de piedras medianas, grava y por último, dos botellas de cerveza.

-¿Qué significa cada cosa? Me pregunta María

Continuar leyendo “Una brújula, un mapa y agua”

¿Porqué no eres especial?

 

Una de las circunstancias más frecuentes en los empresarios y profesionales es el sentimiento de culpabilidad por no ser capaces de llegar a todo: negocio, familia, amigos, hobbies…

Esto va acompañado normalmente de resultados por debajo de los objetivos y muchas horas de trabajo para intentar llegar a las cifras previstas.

Lo voy a decir muy claro, para que lo sepas: no eres especial.

El origen de todo esto no es el mercado, ni la crisis, ni tu equipo, ni el gobierno, ni la falta de tiempo, ni la competencia, ni siquiera tú.

Bueno, un poco si eres tú, pero porque las personas tenemos tendencia a actuar de una manera inconsciente y, claro, no nos damos cuenta de lo que estamos haciendo porque para eso es inconsciencia.

Piensa en el día de hoy. ¿Qué tal te fue?

Continuar leyendo “¿Porqué no eres especial?”