Acerca de la delegación

Hay una frase que resuena en mi cabeza cuando hablamos de delegación: no hay empresarios fracasados, solo hay empresarios que no supieron delegar eficazmente.

Sabemos que hay dos cosas que las personas son capaces de cambiar por cualquier otra cosa, incluso sexo o dinero, son el éxito y el reconocimiento. Es curioso observar, a pesar de habernos hecho mayores, que seguimos siendo como niños. Alcanzamos el mayor nivel de satisfacción personal cuando hemos conseguido montar el puzzle o la estructura de meccano, o tener la mesa para una merienda de muñecas perfectamente montada. Y alcanzamos el máximo de placer cuando papá o mamá elogian el buen trabajo realizado. No tiene precio.

Continuar leyendo “Acerca de la delegación”

Anuncios